¿Por qué un sistema de gestión ambiental?

¿Por qué un sistema de gestión ambiental?

Esta es una de las primeras cuestiones que cualquier organización suele plantearse a la hora de decidir implementar un sistema de gestión ambiental basado en la norma ISO 14001. Y su respuesta debe analizarse tanto desde la perspectiva ambiental, como desde el punto de vista de las ventajas que dicho sistema reporta a la propia organización.

Mediante un sistema de gestión ambiental la organización incorpora la variable ambiental a sus procesos y cuenta con un marco de referencia para proteger el medio ambiente y responder a las condiciones ambientales cambiantes. Este sistema permite identificar los aspectos de la actividad que producen un impacto negativo en el medio ambiente, así como, plantear objetivos de mejora y un programa de gestión para lograrlos. Su implementación también asegura la aplicación de la legislación vigente en materia ambiental ofreciendo garantías de su cumplimiento.

La perspectiva del ciclo de vida, que incorpora el sistema sobre la forma en la que la organización diseña, consume, distribuye y produce sus productos o servicios, previene que los impactos ambientales sean trasladados a otro punto del ciclo de vida. Asimismo, la gestión integral de los riesgos y oportunidades y la identificación y análisis de todas las partes interesadas permite incorporar la gobernanza ambiental a su sistema de gestión global.

Este enfoque del sistema permitirá a la organización mitigar el impacto ambiental asociado a su actividad a través del ahorro de recursos, la minimización de las emisiones y la disminución de la generación de residuos, contribuyendo a la protección del medio ambiente y a la sostenibilidad del entorno en el que opera.

Por su parte, el hecho de contar con un sistema de gestión ambiental evidencia el compromiso de la organización con el medio ambiente, posicionando a la entidad en un lugar preferente frente a sus competidores en un entorno cada vez más comprometido con la sostenibilidad.

Otra de las ventajas para la organización es la reducción de costes ya que a través de la gestión ambiental se identifica la utilización de los recursos y sus deficiencias. El mejor uso de la materia prima disponible junto con la gestión integral de las operaciones que realiza aumentará la eficacia de los procesos en la organización.

El sistema también mejora las relaciones con terceros y ayuda a satisfacer a los clientes, muchos de ellos cada vez más implicados con el medio ambiente y sostenibilidad.

Desde Imedes contamos con la experiencia para abordar con éxito la implantación de un sistema de gestión ambiental, acompañando y guiando en todo el proceso de sostenibilidad estratégica.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.