Sostenibilidad Escolar

Facebook
Twitter
LinkedIn

Resulta obvio afirmar que la sostenibilidad debe ser un concepto transversal de nuestro modelo económico, social, educativo y personal. Todo esfuerzo que contribuya a que nuestro comportamiento como individuos se desarrolle bajo el foco del respeto a nuestro entorno, a nuestros semejantes y a las generaciones venideras, asegura una sociedad más justa.

Esta es la idea que subyace a desarrollos de educación, concienciación y sensibilización ambiental como los que defiende IMEDES de la mano de las Administraciones Públicas y los distintos SCRAPs de residuos de envases, aparatos eléctricos y electrónico o pilas y baterías. Campañas como Recicla con los Cinco Sentidos o Berto Zampapilas, centrados en el entorno escolar no solo tienen como objeto mejorar los resultados de la recogida selectiva de los distintos flujos de residuos que se generan en los domicilios, si no que persiguen educar en la sostenibilidad como una inversión a futuro.

Los centros escolares son, por tanto, espacios de capital importancia para la educación en la sostenibilidad como ya se entendió hace más de 20 años cuando comenzaron a elaborarse las Agendas 21 Escolares. Pero también son centros que deben ser gestionados como parte de una amplia red de infraestructuras que deben responder a requerimientos ambientales básicos.

Así lo ha entendido la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalidad Valenciana, cuando publicó la Resolución del secretario autonómico de Educación y Formación Profesional, por la que se aprobaban las instrucciones para la organización y el funcionamiento de los centros que imparten Educación Infantil de segundo ciclo y Educación Primaria durante el curso 2021-2022. En esta Resolución se solicitaba que estos centros escolares elaborasen durante este curso académico, y en colaboración con los técnicos de la administración municipal, un Plan de Sostenibilidad de Recursos, Eficacia Energética y Tratamiento de Residuos, que se incluyera en su proyecto de gestión y que contase con un informe favorable del claustro de profesores y del consejo escolar.

Este Plan de Sostenibilidad es un documento de planificación del centro en el que debe recogerse un modelo de gestión adaptado a la normativa vigente y acorde con las políticas ambientales del municipio en el que se ubique. Es, por tanto, un ejercicio de reflexión entre los órganos de gobierno de los centros escolares y los cuadros técnicos de los Ayuntamiento que deberán contar con un adecuado asesoramiento

En IMEDES podemos decir que tenemos la experiencia necesaria para elaborar estos Planes de Sostenibilidad, la capacidad de engranar las obligaciones de los centros educativos con los requerimientos municipales y, sobre todo, la ilusión de abrir nuevos caminos hacia un futuro más sostenible.

Si eres un Ayuntamiento que estás en el punto de colaborar con los centros escolares de tu municipio, nosotros podemos ayudarte. Y si eres un centro educativo que asume como propios estos retos ambientales y que quiere cumplir con el mandato que se le traslada desde la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte estaremos encantados de acompañarte.

Más actualidad

Una ley sin desperdicio

El pasado 7 de junio el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.